Han pasado tres meses desde la inauguración de la plaza Esperanza Viva en el barrio Héroes del Mar del Cerro Placeres y el cuidado que los vecinos y las vecinas han tenido con el espacio es notorio. La tarde del lunes 20 de marzo, la Fundación Mi Parque, voluntarios y representantes de la Fundación Junto al Barrio y TPS y la comunidad, se reunieron allí para realizar labores de limpieza, pintura, entre otros. Durante toda la jornada se les vio contentos de embellecer este lugar de encuentro, que ha sido preservado con dedicación por quienes la visitan y disfrutan diariamente.
La Fundación Mi Parque, fue la organización encargada del trabajo que se realizó y que da por finalizada la construcción de la plaza. “Estamos súper contentos. Nosotros siempre propiciamos que la plaza siga mejorando y fomentamos la idea de que los vecinos sigan buscando recursos para tener una comunidad siga teniendo áreas verdes sustentables”, expresó Raymond Álvarez, Encargado de Participación Comunitaria.
Para Tomás Pérez, Gestor territorial de los barrios Ramaditas y Héroes del Mar, este proyecto es un ícono de la fuerza y los buenos resultados que se consiguen al trabajar en conjunto. “La plaza se ha transformado en el símbolo de un barrio que quiere dar un vuelco a su historia y a la estigmatización que los ha acompañado a lo largo de los años”, mencionó.
Las Juntas de Vecinos 143 y 143-A anhelaban tener un sitio seguro en el que las familias pudiesen compartir y donde los niños y las niñas del barrio jugaran tranquilamente. “Se cumplió el sueño de las juntas de vecinos que era hacer un punto de encuentro entre los vecinos. Es bonito ver a los niños jugando en la plaza, a los abuelos sentados y ver desde la micro o el colectivo cómo las personas disfrutan de la plaza”, comentó María Teresa Fernandez, secretaria de la Junta de Vecinos 143-A.
Actualmente, se han organizado en cuadrillas de trabajo para mantener la limpieza de la plaza. Un día a la semana le toca a cada organización hacerse cargo de todas las labores que implica mantener en buen estado este sitio. Además, se están haciendo gestiones con el municipio para que colaboren con la mantención.
Para Guillermo Hödar, Gerente de Personas de TPS, el estado actual de este espacio es sorprendente y motiva la participación de dicha empresa en el barrio.  “No hay ningún deterioro, los vecinos han sido sumamente cuidadosos con lo que se instaló aquí. Esto anima más todavía a hacer estos aportes de cooperación para hermosear más la plaza”, dijo.
A la jornada también acudieron voluntarios provenientes de TPS y la Fundación Junto al Barrio, que venían con un objetivo común: incidir en la comunidad activa y directamente. “Uno lo hace porque se siente parte de algo, de la sociedad. Además, quería descubrir el lugar donde ahora estoy viviendo y colaborar”, comentó Stefano Pistolese voluntario de la Fundación Junto al Barrio. Por su parte, Carlos Ebers, voluntario de TPS, expresó que “creo que uno dentro de una empresa no solo tiene incidencia en cuanto a puestos de trabajo, sino que uno también tiene que dar un vuelco hacia la ciudad, hacia sectores que se enriquecen directamente con nuestra labor”.