COMUNIDAD DE LAS PALMAS INAUGURAN ECO PLAZA, REFERENTE EN AUTOGESTIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE ESPACIOS PÚBLICOS Y PROTECCIÓN AMBIENTAL

16 enero, 2020



Junto a la comunidad de Las Palmas, el Consejo Local de Salud y el CESFAM Padre Damián de Molokai y la Fundación Junto al Barrio, respondiendo a una urgencia de vecinas y vecinos de la parte alta del Cerro Placeres en Valparaíso, deciden en enero del año 2019 comenzar un proceso de recuperación del espacio conocido, hasta entonces, como “El relleno”, convirtiéndose hoy en la Eco Plaza de Las Palmas.

Enero 2020.- La Eco Plaza, era una quebrada que se fue rellenando con el paso de los años, la historia del lugar nos cuenta que se construye como un espacio de encuentro comunitario, en el cual vecinas y vecinos se reunían para ver los fuegos artificiales durante el año nuevo y donde existía una cancha auto gestionada por la comunidad. Esto demuestra que desde sus inicios este terreno fue un espacio para compartir, las familias se reúnen, niños y niñas juegan y hacen deporte. En los últimos años este espacio se fue convirtiendo en un basural, dificultando la recreación de la comunidad.

Es así como comienzan a trabajar por concretar el sueño de recuperar este espacio. Se realizan diseños participativos para la construcción de la plaza. Las ideas que surgieron fueron: utilizar materiales locales, realizar una construcción colectiva con vecinos y vecinas, que sea un lugar inclusivo, que se instale una cancha diferente, un espacio para las actividades culturales, rescatar la vista y potenciar la recreación para adultos mayores, niñas y niños.

“Nosotros rehabilitamos a vecinos y vecinas que tiene dificultades de movilidad y no tiene donde ir, se tenían que quedar en sus casas. Ahora tienen este lugar para caminar, compartir y ejercitar para mejorar su estado físico.” afirmó Javier Cáceres, Director CESFAM Las Palmas.

La comunidad, apoyada por la carrera de Ingeniería Civil Industrial de Universidad Técnica Federico Santa María, el programa SIT Study Abroad de estudios universitarios en el extranjero y el Jardín Infantil Barney hicieron varias limpiezas y actividades de reconocimiento de especies nativas. También se realizó una feria comunitaria donde se recaudaron parte de los fondos para dar inicio a la primera etapa.

De esta manera se inició la construcción de un sombreadero que fue posible por la donación de materiales de Maderas Concón, además de la participación del Colectivo RE de Arquitectura y Construcción, que desarrolla proyectos participativos y de autogestión. Como así también la donación de tierra de hojas de la carrera de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Javier Morales, Director Ejecutivo de Fundación Junto al Barrio afirmó “Hoy día como país estamos viviendo una transformación. En ese sentido, tenemos que verlo como una oportunidad para recuperar las confianzas, construir en conjunto lo que es de todos y todas. Avanzar en una forma de trabajo colaborativa, autogestionada, con articulación entre entidades privadas y públicas, todos empujando hacia el mismo lado”

Luego de esta primera etapa de construcción, la Fundación Junto al Barrio en colaboración con la empresa Pernod Ricard, llevó a cabo la segunda etapa de este proyecto comunitario que contemplaba el grueso de la plaza. Es decir, la instalación de columpios, zona de juegos, huerto, escenario, graderías y la primera circulación de acceso universal. Fue así como en una jornada de voluntariado en la que participaron más de 50 personas; vecinas de la Agrupación Semilla y trabajadores de la empresa tejieron mandalas para los sombreaderos, plantaron árboles, se construyó el cierre perimetral y se ejecutaron las calzadas de ladrillos, entre otras actividades.

Finalizada esta etapa, en junio de 2019 se postuló junto a la carrera de Ingeniería Civil Industrial de la UTFSM a un fondo medioambiental de la misma Universidad, para así poder construir la tercera partida. Dicha etapa, incluyó una escalera para unir la Ecoplaza con el CESFAM, otro tramo de la circulación inclusiva, sombras para las graderías y un nuevo sombreadero.

Como última etapa y previo a la inauguración, el CESFAM postuló a un fondo para financiar el letrero con el nombre de la plaza y el manual con las normas de convivencia, el cual busca ser una herramienta útil con la que la comunidad pueda preservar lo logrado. Cabe destacar que las letras que conforman el letrero fueron construidas con materiales reciclados manteniendo la impronta ecológica que busca potenciar el proyecto.

Por fin, el 10 de enero 2020 llegó el día de su inauguración, con la presencia de toda la comunidad. En ese marco, se espera que con el tiempo se termine de construir el sueño que inspiró este proyecto, que fue tener un espacio de encuentro y de conexión con la naturaleza, donde se realicen múltiples actividades, siendo un referente de recuperación de espacios y de protección ambiental.

María Bustos, Presidenta del Consejo Local de Salud dijo “Este día de inauguración no finaliza la Eco Plaza, esto recién empieza, es el comienzo de algo mucho más grande, es la oportunidad de encontrarnos entre los vecinos y vecinas. Ahora tenemos la oportunidad de cuidarlo y que se mantenga en el tiempo. Nunca nos olvidemos como era antes y lo que pudimos alcanzar hoy, como comunidad.”