Desarrollando habilidades psicosociales a través del Fútbol Callejero

9 septiembre, 2014



A finales de agosto, se realizó el primer encuentro entre CHIGOL y JAB para compartir y potenciar  las diferentes experiencias de fútbol callejero que cada uno ha desarrollado. Esta metodología de trabajo, utiliza el deporte más popular del mundo y lo adapta para alcanzar objetivos sociales, de transformación individual y colectiva.

La actividad se realizó en el barrio el Montijo, en la comuna de Cerro Navia y participaron jóvenes y voluntarios de Junto al Barrio que trabajan en los talleres de fútbol. Éstos se sumaron a la metodología que implementa CHIGOL, en donde en un primer tiempo participaron en los “Juegos de integración”, que es una instancia dinámica grupal y deportiva que permite activar y nivelar a nivel emocional a los jóvenes que participan. En el segundo tiempo jugaron el partido, cuidando respetar las reglas que se definieron colectivamente y finalmente, en el tercer tiempo, en un círculo se evaluaron los 4 aspectos o valores de la metodología, el juego en quipo, el respeto, el compañerismo y los goles, cada uno con una valoración del 25%.

Ángelo Peirano,  voluntario de Junto al Barrio como monitor de fútbol callejero en Viento Sur  comenta “fue una instancia clave en el proceso que estamos llevando a cabo, en relación a empoderar a los niños participantes del taller como los actores principales de su propio desarrollo y bienestar comunitario. Estamos preocupados de concientizar y traspasar las herramientas necesarias para que este proyecto perdure en el tiempo y que sea sostenido y organizado por los propios niños…”

Tras esta jornada hoy los desafíos están puestos en seguir  trabajando juntos y compartir nuevas experiencias que permitan potenciar el fútbol callejero, ya que es una estrategia para crear y acompañar procesos de aprendizaje e inclusión social, impulsar el desarrollo de liderazgos y generar procesos comunitarios solidarios de transformación. De hecho, Junto al Barrio realizará el Interbarrial 2014 el próximo 4 de octubre. El Interbarrial, es la instancia en que los cuatro barrios en que se desarrollan el taller de fútbol callejero juegan entre sí y comparten sus experiencias con esta metodología.

Tal como menciona Carlos Aguirre, Coordinador de Barrio de Junto al Barrio en Ramón Cordero, Valparaíso  «Los principales desafíos son facilitar plataformas que permitan el desarrollo de identidades juveniles en territorios vulnerables con el propósito de que los jóvenes tengan un referente positivo para su desarrollo personal y colectivo.  Lo segundo, es que esa construcción de identidad juvenil logre comunicarse al exterior y reconocerse en el espacio público».

Pablo Hewstone Director Ejecutivo de proyecto CHIGOL menciona “muchas veces en estos intercambios los jóvenes se dan cuenta que comparten las mismas problemáticas y que a través de este juego pueden desarrollar su autonomía y su liderazgo. De esta manera se van creando redes que permiten fomentar un espacio real de participación donde poder interactuar y compartir los procesos de cada organización”.

Fútbol Callejero en JAB y en CHIGOl

Junto al Barrio trabaja con fútbol callejero en cuatro barrios, Los Nogales en Estación Central, La Pincoya en Huechuraba, Viento Sur y Costa Brava en Valparaíso. Esta metodología de trabajo, posee algunas reglas que lo diferencian del fútbol tradicional: en los equipos no hay distinción de sexos (juegan hombres y mujeres juntos), no participan árbitros y los partidos se dividen en tres tiempos. Durante los tres tiempos, un mediador participa facilitando el diálogo y la interacción entre los equipos, pero sin intervenir ni regular el partido. A su vez, el partido no lo gana necesariamente el que hizo más goles, sino que la victoria la obtiene también por haber respeto las reglas que los mismos participantes acordaron previo a cada encuentro

En cuanto a la experiencia en Junto al Barrio, Carlos comenta que “la metodología de fútbol callejero ha beneficiado al barrio, ya que hemos podido levantar nuevos liderazgos juveniles en la población. Esto nos permite soñar con un barrio que tiene organizaciones sostenibles en el tiempo».

CHIGOL por su parte, ha implementado este modelo hace 8 años, invitando a la comunidad a participar de estos talleres y potenciando los liderazgos jóvenes para que ellos mismos puedan difundir esta metodología en sus barrios, comunas o colegios. Tras la finalización del proceso de intervención de CHIGOL, la organización espera que se constituya un equipo de futbol callejero con los jóvenes que participaron de la intervención, para que  después puedan ser parte la «RED DE FÚTBOL CALLEJERO» y  en donde también l@s jóvenes del proyecto pueden ser parte de la “RED DE MEDIADORES CHIGOL”.