FINALIZAN TALLERES DEL PROYECTO CERRO ENTRETENIDO UNIVERSIDAD ABIERTA DE LA UTFSM

1 diciembre, 2016



Con un emotivo cierre se finalizó el proyecto Cerro Entretenido Universidad Abierta, en el que durante meses voluntarios de la UTFSM se vincularon con el barrio Héroes del Mar del Cerro Placeres, aportando con su tiempo y ganas de desarrollar actividades que permitieran tener momentos de esparcimiento en el sector, entre los que se encuentran Rugby-Touch, Yoga, Muralismo y Hip-Hop.
Para Tomás Pérez, Gestor territorial Barrios Ramaditas y Héroes del Mar, para Junto al Barrio este proyecto es importante pues permite vincular organizaciones y así contribuir al desarrollo del barrio y sus habitantes. “En este caso particular, se ha forjado una alianza con estudiantes de la UTFSM, quienes han levantado una iniciativa que buscaba vincular a estudiantes de dicha casa de estudios y su entorno más próximo, con el objetivo de contribuir a la formación profesional de sus estudiantes e incrementar la calidad de vida de los niños y niñas del barrio Héroes del Mar”, señaló.
Con los talleres se permitió generar oportunidades de desarrollo social y de intercambio de diversas experiencias para los niños y niñas como para los estudiantes. Esto permite avanzar hacia ciudades más inclusivas donde la vinculación de las organizaciones permitirán disminuir las brechas sociales provocadas por la desigualdad y la segregación urbana/social del Chile actual.
Francisco Santelices, voluntario, se mostró satisfecho con la experiencia. “Fue muy grato ir allá, ver la realidad que les toca vivir y entregar lo que uno sabe. Lo que buscábamos transmitir iba más allá de lo técnico, nuestro objetivo era entregar valores, que apuntara a que nosotros como estudiantes fuésemos ejemplos para que amplíen sus expectativas y nosotros aterrizar a una realidad distinta. Quedé contento”, mencionó.
Para Paulina Chacón, voluntaria, los talleres logran su objetivo, “la verdad es que en un principio me cuestioné harto si los talleres podían realmente aportar a disminuir la desigualdad, pero una vez que participé la respuesta se dio sola. Es súper enriquecedor y se da un aprendizaje mutuo entre nosotros y los niños. Es muy linda la experiencia”, declaró.
Para Sebastián Flores, uno de los monitores del taller de Hip-hop, ser voluntario es importante, pues aporta directamente a la comunidad donde vive. “Quise participar para aportar con un granito de arena y tratar de mostrarles a los niños un camino que quizás no todos van a tomar, pero les puede servir como herramienta para vida. Veo harta motivación y ganas de aprender en los niños”, dijo.
Todos los participantes vivieron una experiencia gratificante, en la que se desarrolló un aprendizaje mutuo entre el barrio y los estudiantes. El balance en general fue positivo y los asistentes se mostraron ansiosos por continuar siendo parte de instancias similares.