JAB termina con éxito Plaza el Remanzo en La Pintana

12 mayo, 2015



La comunidad de El Castillo, en La Pintana, cuentan con la nueva Plaza El Remanzo, proyecto que se concreto gracias al trabajo colaborativo de JAB con los vecinos y que también contó con el apoyo de jóvenes y estudiantes voluntarios de diversos centros de estudios superiores de la Región Metropolitana.

“Los vecinos aspiraban a recuperar este espacio público que no era utilizado. Esta plaza viene a consolidar este lugar como un sector recreativo, de encuentro y que genera otra cara para el barrio”, señaló Álvaro Bravo, Coordinador de Voluntariado de JAB.

Una de las características más importantes de la iniciativa fue el diseño participativo con el que se desarrolló. “Fue un proyecto que levantamos en conjunto con la comunidad. De esta manera, y respondiendo a nuestra metodología de trabajo, potenciamos la participación de los vecinos y desarrollamos proyectos que apuntan a mejorar la infraestructura comunitaria y la calidad de vida de los barrios”, dijo  Bravo.

Finalizar el trabajo en la plaza El Remanzo fue un logro tanto para la comunidad como para JAB. “Es una plaza que costó harto, tanto los vecinos, el equipo de barrio de JAB y los voluntarios cumplimos distintas funciones a lo largo del proceso. Haber terminado este proyecto es un triunfo para todos”, agregó.

Si bien se terminó este proyecto, JAB junto a los vecinos seguirán desarrollando nuevas ideas en el barrio, con el fin de continuar recuperando los espacios de encuentro para la comunidad.

Voluntarios

En la construcción de esta plaza, tanto en la etapa de obra como de paisajismo, JAB contó con la colaboración de distintos grupos de voluntarios, entre los que destacaron estudiantes del Centro de Formación Técnica Santo Tomás, sede Puente Alto; de la Universidad Autónoma, Grupo Scout Paicaví de las Condes y de la Escuela de Construcción de la Universidad Andrés Bello.

“Para avanzar en este proyecto realizamos seis operativos voluntarios. En estas actividades, la relación que se generó con los vecinos y el trabajo colaborativo impactó no sólo a la comunidad, sino que también a los voluntarios. Esperamos que se hayan empapado de las riquezas y potenciales que existen en nuestros barrios y de la visión de comunidad que JAB quiere transmitir a la sociedad”, agregó el Coordinador de Voluntariado de JAB.