Junto al Barrio tiene nueva directora ejecutiva y su fundador pasa a ser parte del recién conformado Directorio

16 junio, 2014



Tras cinco años de la creación de Fundación Junto al Barrio (JAB), su fundador, Nicolás Cruz, deja la dirección ejecutiva para pasar a ser parte del recién formalizado directorio de ésta, el cual está compuesto por destacados profesionales y académicos y ex miembros de la organización. A su vez, asume Catalina Justiniano como la nueva  directora ejecutiva de JAB.

Buscando que Fundación Junto al Barrio siga consolidándose y liderando procesos para mejorar la calidad de vida en los barrios, a través del empoderamiento ciudadano y el protagonismo de las organizaciones sociales, se da paso a importantes cambios en la estructura de JAB.

Hace 12 años, Nicolás Cruz decidió vincularse de manera definitiva a la realidad de las poblaciones vulnerables, siete años después emprendió Fundación Junto al Barrio. Hoy se aleja de la gestión directa, dejando una institución impregnada con el compromiso comunitario,  que hace que más de 30 profesionales trabajen día a día por construir un mundo más justo y más humano. Desde este mes, Cruz pasa a constituir el directorio de JAB junto a otros cinco miembros. Francisca Rivero, quien actualmente lidera la Fundación Avina en Chile, asume como presidenta del directorio, ella es trabajadora social, con vasta experiencia en el sector público, en materias de política social y superación de la pobreza. Juan Pablo Schaeffer, vicepresidente, es abogado, especializado en relaciones comunitarias, sustentabilidad y resolución de conflictos. Pablo Gamarra, ingeniero comercial y ex director de recursos de la JAB, toma el cargo de tesorero. Elena Puga, secretaria del directorio, es geógrafa, instruida en políticas sociales, especialmente a nivel de gobiernos locales. Por último, Rodrigo Tapia, académico de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), especialista en desarrollo urbano, quien ha dedicado su carrera profesional a temáticas de pobreza urbana y habitabilidad en territorios vulnerables.

Todos los integrantes del directorio asumen la representación de la institución con la profunda convicción de que las transformaciones y los procesos de inclusión en la ciudad, deben ir de la mano de  la participación e involucramiento de los ciudadanos. “JAB está viviendo un nuevo momento, que debemos construirlo todos juntos, siempre pensando que el foco está en los pobladores. Quienes componemos el directorio, queremos empaparnos de los barrios, para entender y tomar decisiones desde el saber, es por esto que estamos muy contentos y desafiados”, señala Francisca Rivero, presidente del directorio.

La nueva directora ejecutiva de Fundación Junto al Barrio, Catalina Justiniano, es arquitecta de la PUC y tiene un magister en urbanismo y medio ambiente de la Universidad de Tufts. Con 14 años de experiencia, ha dedicado su carrera a temáticas de vivienda, barrio y pobreza. Trabajó ocho años en el Centro de Políticas Públicas PUC, donde lideró proyectos y consultorías vinculadas a temas de habitabilidad. Justiniano, asume esta tarea con mucho entusiasmo y con la responsabilidad de continuar la gran tarea del fundador, para seguir consolidando el modelo JAB.

“Asumir el liderazgo de la fundación es un tremendo desafío, mi sueño es hacer que JAB siga creciendo y profundizando en el modo de trabajar con los pobladores, para que ellos logren barrios que ayuden a su mejor calidad de vida en todas sus dimensiones. Por otra parte, con la experiencia que JAB ha ido acumulando a través de la inserción en tantos y tan diversos barrios, es tiempo de mirar el camino recorrido y hacernos cargo de los aprendizajes, para contribuir a las políticas urbanas y sociales que apuntan a la inclusión y la equidad; y también de contagiar a los distintos sectores de la sociedad civil a unirse a esta causa, sabiendo que tenemos un proyecto muy atractivo”, cuenta Catalina Justiniano.

A la fecha, Fundación Junto al Barrio ha desarrollado proyectos en 14 comunas del país, beneficiando a más de 12.000 personas, fortaleciendo a más de 75 organizaciones sociales, además de construir 54.000 m2 de infraestructura pública y captar recursos por más de 3.000 millones de pesos. JAB pretende seguir beneficiando la vida de los vecinos, a través de la articulación de los recursos públicos y privados.