¡Mujer date un tiempo para ti! Nueva Agrupación de Mujeres en la Villa Galvarino de Peñalolén

11 abril, 2014



“Ámate y organízate” es una de las consignas con que las integrantes de la Agrupación de Mujeres de Villa Galvarino promueven la organización e invitan a vecinas a sumarse a la iniciativa.

Unidas por el gusto a la danza árabe, estas mujeres realizaron el viernes 4 de abril una fiesta, junto a la batucada “La Juana” de Conchalí, que convocó a más de 60 vecinos en Villa Galvarino, ubicada en Peñalolén. Vendiendo sopaipillas y bailando al ritmo de los tambores, las vecinas hicieron una invitación a todas las mujeres del barrio, para que se integraran a un proyecto inclusivo, el cual tiene como objetivo principal: pasarlo bien.

Bajo el marco del Taller de Danza del Vientre, la agrupación, comenzó a gestionarse en septiembre del año pasado y desde ese entonces se han estado realizando actividades para “poder darse gustitos como mujeres”, señala Mireya, integrante de la comunidad. Si bien, empezó como una idea tímida y sin mucha credibilidad, hoy día son diez las fieles mujeres que realizan ventas de comida, promueven las clases de Danza Árabe y ahora se encuentran en proceso de obtener una personalidad jurídica, la cual les dará preponderancia como asociación frente a la Municipalidad.

La cohesión de género a la que aspiran estas mujeres descansa fundamentalmente en la conciencia que han podido desarrollar respecto a sus facultades organizativas que facilitan la persecución de sueños y metas. Todo esto, además de los lazos que se logran, el apoyo y el cariño que se dan entre todas, y gracias a las actividades que se realizan, tienen una instancia para despejarse y salir de su rutina diaria. “De esta manera nos damos un tiempo para nosotras mismas… uno es madre, es dueña de casa, pero también necesita tiempo para quererse”, cuenta Andrea Salgado, colaboradora activa de la asociación.

El empoderamiento que lograron las vecinas de Villa Galvarino las ha ayudado a conseguir cosas por sí solas, divertirse, ir a la playa y conocerse a sí mismas, sin las distracciones que pueden tener en sus casas. “Nosotras consideramos que es una obligación entretenida”, comenta Mireya, ya que las actividades que se realizan son para entretenerse pero también son una responsabilidad social, como por ejemplo fomentar el deporte y la búsqueda de una vida saludable a través de la Danza Árabe.

“Organizarse para salir de la rutina”

Están todas las mujeres de la comunidad invitadas, desde niñas hasta la tercera edad, todas pueden bailar Danza Árabe y sentirse parte de una colectividad que lo pasa bien y que surge gracias a sus propios méritos. Estas mujeres buscan seguir avanzando y aprendiendo, para dar a conocer los planes que tienen a todo el sector. Es por esta razón que escenarios como los que presenció la Villa Galvarino, el viernes pasado, sirven de plataforma visual para que las mujeres puedan mostrar sus ideas y proyectos. “Juntas podemos lograr muchas cosas más”, asegura Salgado.