Nuevas organizaciones sociales en Villa Galvarino de Peñalolén

16 abril, 2014



El trabajo de reconstrucción del tejido social iniciado durante el año 2013 por el equipo JAB Galvarino comenzó a dar muestras positivas. Los incipientes gérmenes organizativos que vislumbramos en algunos vecinos y que potenciamos durante ese período se han expandido por una importante parte del territorio. Se logró influenciar a más vecinos, quienes han vuelto a interactuar entre sí, desarrollando vínculos de amistad; valorando la comunicación cara a cara, el encuentro comunitario, la reflexión y la acción colectiva para resolver sus problemas y necesidades.

Todo esto se tradujo en el surgimiento de nuevas organizaciones, las cuales han tomado fuerza y que hoy, se encuentran en un proceso constante de educación organizativa con miras a posicionarse y validarse como actores relevantes de Villa Galvarino. De esta manera, y gracias al trabajo conjunto de jóvenes, adultos y el equipo JAB Galvarino, vecinos de la villa consiguen formalizar, con sus respectivas personalidades jurídicas, dos nuevas organizaciones para el desarrollo de la población: el Centro Sociocultural Cultivando Tambores y el Comité de seguridad vecinal y centro de desarrollo Social Pillán.

Centro sociocultural Cultivando Tambores

En el transcurso del año 2013, se dio inicio a un trabajo colaborativo con uno de los centros culturales de jóvenes que existía en ese momento dentro de la Villa Galvarino, el Centro Cultural Estudios ALDEAD. Dicha labor, trajo consigo una creciente motivación de parte de otros jóvenes, quienes comenzaron a organizarse para aportar en el desarrollo sociocultural de los vecinos del barrio y se formalizaron como Centro Sociocultural Cultivando Tambores. “Los jóvenes aportan nuevas ideas, el sector está tirando para arriba con el aporte de nosotros ya que hay más movilización”, cuenta Alberto Durán integrante del centro.

Esta organización nace de la necesidad de incentivar el protagonismo de los jóvenes del sector de San Luís de la comuna de Peñalolén y, particularmente, de la Villa Galvarino. Ellos buscan transformar la imagen de la villa, demostrando que Galvarino ya no es una comunidad pasiva y que los jóvenes realizan esfuerzos cotidianos por sacar adelante la población.

Desde un enfoque artístico y sociocultural, los jóvenes se organizan para gestionar sus propios recursos, con tal de implementar talleres, recuperar espacios públicos y desarrollar diversas actividades en las calles de Villa Galvarino. “Creo que el centro cultivando tambores aportará en generar espacios de desarrollo musical y de organizaciones juveniles dentro del sector, para que la gente se pueda reunir generando ruido en las calles”, sostiene Felipe Lara, vecino de la comunidad.

Como equipo JAB Galvarino, nuestro objetivo es acompañar a los jóvenes, promoviendo el liderazgo comunitario, a través del desarrollo de competencias organizacionales que puedan potenciar su autonomía y protagonismo en la toma de decisiones del barrio.

Comité de seguridad  y centro de desarrollo “Social Pillán”

Desde el mes de enero del presente año, y enmarcados dentro del Programa de Mejoramientos de Pasajes, el equipo JAB Galvarino junto a la activa participación de vecinos del Pasaje Pillán, se reúnen, reflexionando en torno a problemas y necesidades del pasaje. “Sentimos que ya era hora de hacer algo que nos sirva para solucionar los problemas del pasaje y para apoyarnos”, cuenta Mónica Manqui, vecina del Pillán.

Ellos muestran un gran interés por cambiar la convivencia existente entre los pobladores y recuperar la sociabilidad que existía años atrás en el pasaje. De esta forma, ven en la organización una oportunidad de desarrollo y de representación como pasaje Pillán, con miras a transformarse en un actor de desarrollo barrial. “Estamos a disposición de la organización del pasaje Pillán, no solo por nosotros los adultos, sino que también por los niños, por su formación”, agrega Manqui.

Es así como el pasado martes 08 de Abril el Presidente de la organización, Cristian Ika, junto a 28 vecinos del pasaje, se reunieron con el ministro de fe correspondiente, quien les otorgó su respectiva personalidad jurídica, conformando así el comité de seguridad y centro de desarrollo social Pillán.

El trabajo del equipo JAB Galvarino se fundamenta en promover la participación y el protagonismo de los vecinos. “Nosotros no podemos esperar que venga la Municipalidad a solucionar nuestros problemas, uno tiene que trabajar y luchar por conseguir los objetivos que tenemos en la vida”, asegura Manqui. Con variables tan importantes como la identidad y la memoria colectiva de la población, las acciones de trasformación barrial que llevan adelante los vecinos van dotadas de sentido, lo cual refuerza el tejido social y siembra la organización comunitaria para el buen vivir.