En barrio Los Nogales se cumple un sueño para sus vecinos y feriantes del sector

18 julio, 2014



Hoy en Los Nogales se cumple un sueño. Después de una larga espera y una llamada inesperada, llega el cemento articulado por La Bicicleta, que permite hormigonar un sector de la calzada de la calle Antártica, donde todos los jueves se instala la feria. Este proyecto mejorará la calidad de vida de los vecinos y de los feriantes del sector.

El Centro Laboral Feria Libre Los Nogales, planteó este año  su interés en mejorar el entorno, mediante un trabajo conjunto entre los feriantes y los vecinos que viven en la calle Antártica, donde se instala la Feria. Este proyecto, sin duda fue un gran y novedoso desafío, ya que implicó iniciar y fomentar los vínculos entre vecinos y feriantes de la calle Antártica, entre Fresia y Santa Teresa, donde se ubican 7 viviendas y 17 feriantes. En abril de este año, se definieron los representantes de la feria y los representantes de los vecinos, ya que ambos se verían directamente beneficiados al pavimentar las platabandas que estaban llenas de barro.

Nació la oportunidad de vincularse con La Bicicleta Gestión de Desarrollo, organización que en su línea “Programa Más Barrio”, coordina la entrega de hormigón sobrante de camiones betonera de la empresa Melón. Los plazos de la entrega del material eran toda una incertidumbre, pues dependen de la oferta que no se puede planificar. Pese a eso, ni los vecinos ni los feriantes, dudaron en seguir trabajando para poder hacer realidad este sueño. Se elaboró un plan de trabajo y comisiones que permitieron preparar el terreno para cuando llegara el material. Además trabajaron todos juntos, midiendo el terreno, limpiando, picando y nivelando.

Tras casi 2 meses de espera, las malas condiciones del tiempo habían empeorado el terreno, si embargo, el pasado 9 de julio se presentó un camión disponible para el proyecto. En 15 minutos, los vecinos y feriantes, se organizaron para coordinar el recibimiento del tan esperado material, que posibilitó hormigonar una vereda completa.

Empieza sin duda una nueva etapa para estos vecinos de los Nogales, quienes no convivirán más en el barro, y para los feriantes, que tendrán un lugar más digno donde trabajar. Sin embargo, el mayor resultado es haber trabajado comprometidos por cumplir un objetivo común. Ahora solo queda esperar una segunda llamada que traiga de nuevo el material suficiente para hormigonar la vereda del frente.