Nuestros barrios

El 27 de octubre se ejecutaron los trabajos del “Voluntariado DIRECTV” en colaboración con la Fundación Junto al barrio y la comunidad presente, quienes realizaron una intervención en el colegio Juan Wacquez Mourfin F 280 del cerro Ramaditas.
Los voluntarios realizaron labores de limpieza, pintura y construcción dentro del colegio con la habilitación plaza pequeña infancia, mejoras en plaza de acceso y la gruta, un mural en la calle Cuesta Colorada y otro mural en el pabellón Poniente, la instalación de una baranda en la escalera de la calle El Bosque y labores de mantención punto de descanso en La Cantera.
Para Andrea Navarro, Gestora Comunitaria del cerro Ramaditas, la participación de los voluntarios de DIRECTV fue muy importante para finalizar las obras exitosamente. “Fue increíble su participación y disposición. Fueron tremendamente colaboradores con las tareas y estuvieron muy dispuestos a lo que se necesitara y a compartir con los vecinos. Creo que su motivación y trabajo fueron fundamentales para concluir tantas obras en tan poco tiempo”, mencionó.
José Eduardo Mendoza, Gerente de Responsabilidad Social Empresarial de DIRECTV, se mostró alegre por la jornada de trabajo y cree que el diálogo que se formó entre la empresa y el barrio puede traer beneficios. “Es una alianza muy positiva con muchísimas posibilidades de crecimiento en el camino. Creo que hoy se dio una sincronía y se demostró cómo se pueden hacer las cosas bien por la comunidad, que es la razón primordial, cada uno dentro de sus campos, sus criterios, su forma de actuar y aquí se alineó todo perfectamente. Es el comienzo de otras acciones que pudiesen venir sobre todo en un sector tan necesitado como es este”, declaró.
Magdalena González, presidenta de la Junta de vecinos 98 del Cerro Ramaditas, habló en representación de los vecinos y vecinas que colaboraron el día de las obras y quedó contenta con el resultado. “Estamos agradecidos de esta jornada, de DIRECTV y la Fundación Junto al barrio, porque muy pocas instituciones se acercan a los colegios, sobre todo los que están en los cerros. Les quedó todo muy bonito”, dijo.
Este tipo de voluntariado aporta para que quienes participan puedan compartir diferentes experiencias, que se pueden ver a través de cambios en la fachada del colegio y que transforman los espacios comunitarios y de encuentro que día a día visitan los niños y niñas del cerro Ramaditas. La empresa y el barrio se vinculan desde un lado mucho más humano y en conjunto trabajan por mejorar los espacios públicos.
  • Filtrar por región: